Las gitanillas

Las conocidas gitanillas, con el nombre de real de geranios, son una de las pasiones españolas.

¿Te gustaría tener nuevos ejemplares? Si es así, puedes hacer esquejes en primavera. ¡Es muy fácil! Para ello, has de proceder de la siguiente manera:

  • Con unas tijeras de poda previamente desinfectadas con alcohol de farmacia, corta unos cuantos tallos que tengan, como mínimo, unos 10cm de altura.
  • Después, humedece su base con agua, e imprégnalas con hormonas de enraizamiento en polvo.
  • Luego, rellena una maceta (preferentemente, una para cada esqueje) con sustrato poroso, como vermiculita, y riégalo.
  • Introduce los esquejes.
  • Y finalmente, para prevenir, espolvorea la superficie con un poco de fungicida natural (azufre o cobre), y riega de nuevo. Así se evitará que los hongos puedan dañarlos.

Llenan de vibrantes colores los balcones y patios andaluces

Aunque las gitanillas recorren los patios andaluces, también son recibidos por toda España, avalados por su resistencia y amor al sol.
Exterior, a pleno sol. Como mínimo, les debe dar unas 4 horas diarias de manera directa para que puedan florecer bien. Por cierto, resisten heladas de hasta los -3ºC, por lo que en el caso de que en tu zona el invierno sea más frío, deberás protegerlas en el interior del hogar, en una habitación en la que entre mucha luz natural.

Es procedente de Suráfrica, el primer geranio llegó a Europa a comienzos del siglo XVIII. Entre las más de 250 especies del género Pelargonium, al que pertenece, solo se comercializan cuatro: el geranio común, Pelargonium zonale, resultado de muchas hibridaciones en las que han intervenido varias especies.
Pocas plantas de flor tienen un rendimiento tan extraordinario como el geranio. No demanda excesivas atenciones y no es caprichoso, por eso se adapta a condiciones climáticas y entornos diversos.
No suele tener problemas, pero sí que es verdad que tiene un enemigo que puede acabar con ella en cuestión de días y es la mariposa del geranio. Este insecto, en su fase adulta no causa ningún daño, pero sus larvas… son especialmente voraces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>